Río Grande, jueves, 22 de agosto de 2019

“Se trata de una empresa británica que robó petróleo de Malvinas”

El funcionario municipal Andrés Dachary se refirió a la decisión de la Justicia Federal de rechazar la apelación del amparo colectivo promovido por el Municipio en torno a la licitación de áreas petroleras en la cuenca de Malvinas. Advirtió sobre los antecedentes de esta decisión y la jurisprudencia que podría motivar. Anunció que se impulsará una nueva apelación ante la Corte Suprema de la Nación.
“Se trata de una empresa británica que robó petróleo de Malvinas”

 RÍO GRANDE.- (6 Agos. 2019) El subsecretario de Modernización e Innovación del Municipio de Río Grande, Andrés Dachary opinó sobre la decisión de la Justicia Federal de rechazar la apelación al amparo promovido por el intendente Gustavo Melella y diferentes organizaciones civiles a la decisión del Gobierno nacional de otorgar la explotación de hidrocarburos en el Atlántico Sur a empresas de capitales británicos.

Dachary señaló, en Radio Fueguina, que “el amparo fue hecho en relación al concurso internacional impulsado por la Secretaría de Energía de la Nación para el otorgamiento de bloques petrolíferos en lo que es la cuenca Malvinas y dentro de lo que eran los requerimientos sobre los distintos postulantes y no había ningún tipo de observación para aquellas empresas que hubieran operado en aguas circundantes a Malvinas”.

Sin embargo recordó que entre las postulantes, “la empresa Tulón hasta el año 2017 participó de la explotación de recursos en las áreas circundantes a Malvinas y se perfilaba como una de las posibles ganadoras con lo cual nuestro país estaría legitimando la participación de una empresa que estaba violando normativas internacionales y nacionales”.

Además también se observó “otras dos cuestiones que tenían que ver con la cesión de la soberanía jurídica dado que una parte del concurso decía que en caso de controversias esto se resolvería en Tribunales Internacionales y no se especificaba cuáles serían y llegaríamos a la máxima paradoja de tener un litigio con una empresa británica y tener que resolverlo en un tribunal británico”.

Además se reclamaba por “la falta de estudios ambientales previos con todo el riesgo que esto implica y los antecedentes históricos de los desastres ambientales que se han producido en distintas partes del planeta”.

Dachary aseguró que en la primera instancia judicial del reclamo generó expectativas importantes dado que “el Fiscal compartía la mirada del Municipio que luego finalmente la jueza lo desestimó y así llegamos al recurso de apelación ante la Cámara que está en Comodoro Rivadavia que ratificó el fallo de la Jueza de Primera Instancia y entiende que no están dadas las circunstancias de ilegalidad” aunque “se desprende de que esto se podría encuadrar en otro tipo de acción porque se habla de que se podría iniciar un  proceso de impugnación en lo contencioso administrativo dada la extrema complejidad que tiene”.

Por lo cual anunció que tras ser notificados, “nuestros equipos de juristas se han reunido y lo que vamos a hacer es la presentación de un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia”, máximo órgano judicial de la Nación.

Por otra parte consideró necesario reflexionar sobre la normativa nacional y provincial dado que “en una mirada de sentido común uno piensa que no puede ser que esto sea legal y si la Justicia no coincide con los criterios que esgrime el amparo colectivo promovido por la ciudad de Río Grande creo que es una oportunidad interesante para pensar que tipo de leyes tenemos” dado que “si es legal que una empresa que hasta el año 2007 robó los recursos naturales en una parte de la provincia que hoy se encuentra usurpada por una potencia colonial, es difícil entender que es legal en este país”.

Y si bien reconoció que la explotación de hidrocarburos implica “una inversión millonaria y puede haber muchísimos intereses en juego, creemos que en una perspectiva estratégica estaba claro y estaba fundado cada uno de los puntos sobre los que se sentó esta acción presentada por la ciudad”, que recordó “eran tres” es decir “la soberanía jurídica, los estudios de impacto ambiental y la cuestión más sensible de que es una empresa británica que hasta el 2007 robó petróleo de Malvinas”.

Por lo tanto “consolidar esta presencia y no hacer notar esto en estos tiempos en que nuestros recursos naturales están siendo saqueados a partir de una posición colonial, estamos generando un precedente gravísimo y por eso agotaremos todas las instancias en la Corte Suprema”.

“Nunca Inglaterra entregó una colonia por reflexión”

Dachary recordó además que este tipo de situaciones “están tipificadas en los acuerdos de Madrid I y II dónde inclusive para poder patrullar nuestro  propio Mar Argentino con nuestras naves de defensa tenemos que informar al Reino Unido y esto está potenciado por el acuerdo Foradori – Duncan por el cual nos comprometemos a eliminar todas las trabas que impidan el crecimiento y el desarrollo sostenido de las islas  y ese es el mecanismo que ha elegido la Cancillería para relacionarnos”.

Y si bien recordó que “es una política que se quiso implementar en diferentes oportunidades, también hay que entender que el mundo cambió y jamás, a lo largo de la historia universal el Reino Unido ha devuelto alguna de sus colonias por medio de la reflexión”. 

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer