Río Grande, jueves, 22 de agosto de 2019

Tolhuin fue el escenario de otra derrota del proyecto Bertone

Daniel Harrington se convirtió, este domingo, en el nuevo Intendente de Tolhuin al vencer, por 45.6% a el tres veces Intendente Claudio Queno. En tanto que el candidato de FORJA, estuvo tercero en la preferencia de los votantes. La derrota de Queno deja al descubierto, además, el fracaso de una forma de gestionar y manejar la cosa pública encabezada por la Gobernadora Rosana Bertone y su aliado, caído también en desgracia, Claudio Queno.
Tolhuin fue el escenario de otra derrota del proyecto Bertone

 TOLHUIN. – (23 Jun. 2019) Daniel Harrington logró imponerse en la elección de Intendente de Tolhuin tras obtener el 45.6% de los votos contra el candidato del Gobierno de la provincia, Claudio Queno que obtuvo el 36.9% y el candidato de FORJA, Quique Sandri quien obtuvo el 13.3%.

La Victoria de Daniel Harrington es también la derrota del partido gobernante, de Rosana Bertone y de Claudio Queno que, pese a tener la suma del Poder Público, en la provincia como en Tolhuin, perdieron sus respectivos espacios coronando, este fin de semana, un derrotero que los aleja de la opinión pública y los pone en un lugar de rechazo por parte de la ciudadanía.

En solo una semana Bertone perdió todo su capital político pese a que ahora podrá competir por un “premio consuelo” en la Cámara de Diputados aferrada al “salvavidas” político que la fórmula presidencial, Fernández – Fernández le arrojó por la popa dado que su propio proyecto ya naufragó y se fue a pique.

La derrota comenzó a palpitarse, sin embargo, horas previas a la elección cuando todo Tolhuin se escandalizó por el accionar de algunos funcionarios del Gobierno provincial que apelaron a ese clientelismo electoral tan pasado de moda y obsoleto, entregando colchones, promesas, haciendo anuncios, llamando a candidatos de la oposición para persuadirlos de renunciar, etc, etc.

Es que los más allegados a la gobernadora se querían aferrar a las últimas tablas de un barco que se iba a pique, y sin embargo nada pudieron revertir, los propios candidatos opositores, el mismo Harrington y su gente se mantuvieron firmes, haciendo la política del cara a cara, desde el llano, con militancia, con convicción y sin oportunidad de enfrentar a un aparato clientelista hasta el descaro.

Como epílogo de una muerte anunciada hasta las luces de Tolhuin se apagaron al concluir la votación como señal inequívoca de que el final estaba cerca para un proyecto que recibió el rechazo de los fueguinos el pasado 16 de junio. 

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer