Río Grande, viernes, 22 de febrero de 2019

La defensa de Melella presentó una prueba que podría complicar al Gobierno de Bertone

Se trata de un acta labrada durante la jornada del 28 se setiembre del 2018 por un agente de la policía provincial que informó lo ocurrido en la vivienda del IPV ubicada en Hermana Mazzarello Nro. 239 B. Allí la hija de uno de los testigos de los denunciantes de Melella, intentó ingresar a la vivienda lo cual fue advertido por la policía que se encontraba de consigna en el lugar. El hecho podría demostrar que el Gobierno de la provincia estuvo involucrado en “la operación mediática contra el Intendente”.
La defensa de Melella presentó una prueba que podría complicar al Gobierno de Bertone

 RÍO GRANDE. – (6 Feb. 2019) El acta elaborada oportunamente por la policía provincial podría complicar al Gobierno de la provincia o a altos funcionarios dado que en el marco de la causa se denunció que Hugo Moya, uno de los “testigos”, habría sido sobornado para que declare en contra del intendente de Río Grande. Para ello Moya recibiría, a los efectos de que allí viva su hija, una casa del IPV.

Fue justamente en el acta labrada por la policía en la que se constató que la ciudadana que pretendía ingresar a la vivienda era la señorita Cintia Moya.

De acuerdo al parte policial del 28 de septiembre del 2018, siendo las 15:02, la cabo Flavio Alvarenga, consigna policial en el domicilio de Hna Mazzarello 239 en Chacra 13, solicita apoyo policial ante una situación muy particular.

En ese domicilio, Cintia Macarena Moya estaba solicitando poder ingresar ya que “un amigo de su padre la había autorizado a residir en dicha vivienda, pero no tenía la llave”.

Los efectivos policiales que arribaron al lugar solicitaron la presencia del padre de la joven, Hugo Abel Moya, quien se hizo presente y dijo que su “amigo el secretario de Seguridad, Javier Eposto, autorizó que su hija Cintia se quedara en la vivienda”. Hugo Moya contaba con la llave correspondiente a la vivienda por lo que el personal policial le permitió ingresar.

Es decir que por dichos de Moya y según se reflejó en el acta policial, fue un alto funcionario del Gobierno de la provincia el que habría cedido la vivienda a la hija de uno de los tetigos de los denunciantes de Melella. Dicha vivienda, además, habría estado funcionando como Casa de Servicio del Ministro Jefe de Gabinete de Bertone durante los días en que se trasladaba a Río Grande.

Y justamente habría sido el propio Leonardo Gorbacz, a nombre de quien estaba la vivienda, quien autorizó el traspaso de la titularidad a la hija de Moya.

Hugo Moya reconoció en su declaración ante el Juez que el ministro de Obras Públicas, Javier Vázquez le había prometido una casa para su hija si atestiguaba contra Melella, además de trabajo para él y su otro hijo.

Este parte policial oficial fue presentado hace pocos días a la justicia por la defensa de Melella.

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer