Río Grande, miércoles, 20 de marzo de 2019

Fracasó otro intento de Bertone para oprimir al Municipio de Río Grande

El Concejo Deliberante aprobó hoy el Presupuesto 2019 y desbarató los intentos de los opositores a Melella que buscaban condicionar a la actual gestión municipal. La mano del Gobierno de la provincia no fue lo suficientemente hábil para mover los hilos de sus aliados en Río Grande y Bertone volvió a probar el amargo sabor de la derrota en manos del Intendente Melella. Así se vio frustrado un nuevo intento del gobierno de la provincia para sacar recursos económicos a la ciudad de Río Grande.
Fracasó otro intento de Bertone para oprimir al Municipio de Río Grande

 RÍO GRANDE.- (6 Dic. 2018) Desde que Bertone asumió la conducción del Estado provincial ha iniciado una sorda confrontación con el Intendente Melella y ha buscado, de diferentes maneras, de condicionar al Municipio y la influencia y políticas llevadas adelante por el Intendente ya sea sacándole recursos o intentando socavar su imagen pública.

A la hora de mencionar los antecedentes y decisiones de Bertone contra la Municipalidad de Río Grande y los vecinos de la ciudad se pueden mencionar la causa judicial que inició para que la provincia se quede con el impuesto inmobiliario que hoy cobra el Municipio y que ahora deberá resolver la Corte Suprema.

También promovió y alentó a la división política de la ciudad al anunciar su deseo de que los barrios de la Margen Sur se conviertan en el cuarto Municipio de la provincia para lo cual buscó motivar a dirigentes vernáculos de esos barrios para impulsar la municipalización, dividir a Río Grande, reducir la esfera de acción política del intendente Melella, sembrar discordia, y dividir los recursos municipales.

Además, Bertone hace una significativa discriminación hacia los ciudadanos de la zona norte de la provincia ya sea destinando mayores recursos a Ushuaia como apuntalando su acción política en la Margen Sur en desmedro del resto de los habitantes de la ciudad.

Otro antecedente de Bertone contra la Municipalidad de Río Grande fue los intentos por capitalizar políticamente la obra de la planta potabilizadora de agua cuestionando incluso los procedimientos administrativos del Municipio para poder cobrar los fondos del Fideicomiso Austral.

Más cerca en el tiempo, Bertone también prohibió que los alumnos de las escuelas públicas provinciales que asistan a los actos públicos organizados por el Municipio de Río Grande. Además, en desmedro de esta ciudad  prometió, (aunque se verá si lo puede cumplir) 200 millones de pesos en obras para la ciudad de Ushuaia.

Y también, la semana pasada, Bertone celebró el congelamiento de impuestos en la Municipalidad de Río Grande aun sabiendo los índices de inflación que existen en la economía nacional y provincial y conocedora de que esa decisión debilitaría el margen de maniobra del Intendente Melella.

No mencionamos, sin embargo, las fuertes y justificadas sospechas que existen en torno al papel que la mandataria fueguina, o al menos sus funcionarios habrían jugado en la denuncia contra el Intendente Melella por presunto abuso sexual y que está a punto de naufragar.

En el día de hoy, en el Concejo Deliberante de Río Grande Melella le volvió a ganar a Bertone y junto a los concejales que respaldan su gestión logró aprobar el presupuesto para el año próximo y desbaratar las pretensiones de la Gobernadora, y sus aliados en el Concejo que buscaban ajustar los recursos municipales para impactar en las políticas públicas que lleva adelante Melella en la ciudad.

Así, papelón mediante y sin meditar en las consecuencias políticas que deberán afrontar los protagonistas, Bertone volvió a fracasar.

¿Habría sido el último intento?

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer