Río Grande, miércoles, 20 de marzo de 2019

Gobierno busca generar una grieta en Río Grande entre los que pagan y lo que no pagan impuestos

Un grupo de vecinos que se asentó en diferentes sectores de la Margen Sur se niegan a pagar impuestos municipales asegurando que alguno de los servicios municipales aún no pasan por la puerta de la propiedad que oportunamente usurparon. Sin embargo la inversión que el Gobierno de la provincia y el Municipio, e incluso Nación, están realizando en la Margen Sur es el resultado de los impuestos que paga el resto de la sociedad. La actitud mezquina de unos pocos es alentada por el propio Gobierno de Bertone que busca generar una grieta en la ciudad de Río Grande.
Gobierno busca generar una grieta en Río Grande entre los que pagan y lo que no pagan impuestos

 RÍO GRANDE.- (28Jun. 2018) La nota que difundió el canal oficial en su edición informativa de este miércoles dio la pauta de que el propio gobierno fogonea la resistencia de un grupo de vecinos a pagar los impuestos municipales. Los argumentos de los entrevistados, incluso, parecen guionados por "la usina de descalificación" que opera en las sombras de la administración provincial.

Lo cierto es que la administración de Bertone busca consolidar una cabecera de playa en la Margen Sur en la sorda guerra política que mantiene con el intendente Gustavo Melella y cualquier elemento es utilizado como argumento para descalificar a la gestión municipal. Desde la idea de la  municipalización hasta la disputa por la autoría de las obras y el Impuesto Inmobiliario, Bertone y su gente no descansan en buscar argumentos para debilitar a la ciudad de Río Grande y sus recursos económicos.

En las últimas horas la administración provincial volvió a recoger las red llena de nuevas oportunidades para su campaña y encontró que un pequeño grupo de vecinos se resiste a pagar los impuestos municipales tal como lo hace el resto de los vecinos que viven en el ejido urbano municipal.

Así, logró obtener, a través de Canal 13 declaraciones de algunos dirigentes argumentando esta mezquina actitud de no pagar impuestos municipales pese a que las millonarias inversiones que se han hecho en distintos sectores de la Margen Sur y otras que están en ejecución constituyen el resultado de los impuestos que paga el resto de los vecinos de Río Grande, tanto a la Municipalidad como a la provincia e incluso a Nación.

Sin embargo, el resto de la ciudad pagó sus impuestos y aceptó la inversión que se hace en los asentamientos de la Margen Sur por solidaridad, porque entendió que esas nuevas urbanizaciones surgieron por el abuso de especuladores inmobiliarios, por una corriente migratoria que no contemplo la situación habitacional de la provincia, por las políticas de fomento hacia el crecimiento de Tierra del Fuego y demás factores que obligaron a muchas familias a vivir en malas condiciones porque ya no podían pagar alquileres a precios abusivos.

Sin embargo, ahora que esos sectores se están consolidando, que los vecinos pueden pagar su terreno a un precio menor al de mercado, que pueden empezar a tener servicios y acceder a una vida digna se espera que también comiencen a tributar y a permitir que el fruto de esos tributos se puedan volcar a más obras, más servicios, y mejor calidad de vida.

Por lo tanto resulta llamativo que el propio Gobierno atente contra su intereses dado que también en esos sectores de la ciudad se están haciendo obras con dinero de la provincia y en algún momento deberá amortizarlas para seguir generando más obras.

Pero al parecer la cuestión política puede pesar más y por eso se busca descalificar a quienes primeriaron con el cobro de los tributos. Por lo que la mezquindad, en este caso, no es fruto de una dirigencia vecinal sino de la dirigencia política.

 

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer