Río Grande, sábado, 21 de julio de 2018

Perdió el Estado y ganan unos pocos

El concejal radical, Paulino Rossi, lamentó la falta de acompañamiento de sus pares a la propuesta de aplicar un impuesto a los vehículos que las concesionarías guardan en un predio para especular con su precio de venta. La norma, que finalmente no se sancionó, buscaba que después de 18 meses de ser estockeados, por las concesionarias, los autos debían comenzar a pagar patente como si las tuvieran. Rossi considero que “el lobby” empresarial frustró la iniciativa.
Perdió el Estado y ganan unos pocos

 RÍO GRANDE.- (12 Abr. 2018) El edil explicó que “teníamos un proyecto del que estábamos muy contentos, porque nos parecía que iba a ayudar a bajar los precios de los vehículos, porque lo que planteaba era que los concesionarios que stockean los autos - que prefieren tenerlos guardados y usar los beneficios de la 19.640 antes que venderlos al público al precio que corresponde -, después de un año y medio debían pagar un impuesto, como si estuviera patentado, porque son casos abusivos, son casos extremos, que no tienen razón de ser”.

Asimismo, se refirió a la negativa de sus pares a acompañar con el voto “a pesar que esto iba a ser un beneficio para los vecinos, porque prácticamente lo que iba a generar era la baja de los precios de estos autos para que se vendan”.

“Parece que el lobby de algunos concesionarios, aclaro de algunos porque no son todos, pudo más y perdimos la votación cinco a dos, solamente la concejal Mora nos acompañó con el voto y, esta iniciativa que teníamos para que bajen los precios de los vehículos, no prosperó” continuó relatando el edil.

Al ser consultado acerca de la acumulación de vehículos en diferentes predios de la ciudad, el concejal advirtió que “están sobre-stockeados porque tienen un precio más alto de lo que la gente está dispuesta a pagar, y no les interesa venderlos. Les ponen un precio alto, entonces poca gente lo compra y no les preocupa los autos que quedan porque, sobre todo en los nacionales, con el paso del tiempo se liberan y los pueden mandar a continente y, así, aprovecharse de este beneficio impositivo”.

También comentó que, junto con el personal de Rentas del municipio, “explicamos que antes de la reforma de 2011 esto era así y que esto no se iba a trasladar al consumidor, sino al contrario, iba a ayudar a bajar los precios, porque es exactamente lo mismo que el impuesto que tenemos para los terrenos improductivos como los baldíos, que pagan hasta siete veces más que donde está construido”.

Entonces, si uno ve todos los argumentos lógicos y, a pesar de eso, no prospera, dejando en claro que el que se iba a beneficiar a toda la comunidad y al Municipio, y los ‘perjudicados’ serían algunos pocos concesionarios, no tengo ninguna duda que el lobby de estos pocos pudo más al momento de convencer a algunos concejales que no acompañaron con el voto”.

“Esto va de la mano con la inconstitucionalidad de la ordenanza que exigía la doble exposición de precios. Cuando nosotros planteamos la ordenanza para que se pongan los dos precios en los vehículos (el de continente y el de Tierra del Fuego), uno ve que la mayoría lo aplica, recorrés las concesionarias y ves los dos valores puestos o las planillas en la puerta de entrada, pero también hay algunas pocas que no, y no es casualidad que esas son las que generalmente están sobre-stockeadas, no lo quieren mostrar, porque queda claramente evidenciado que te cobran más caro de lo que correspondería y que se quedan con los beneficios impositivos de la 19.640” insistió Rossi.

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer