Río Grande, viernes, 22 de febrero de 2019

El 22 de octubre se larga la carrera para junio del 2019

Las piezas del ajedrez político de Tierra del Fuego se mueven con rapidez y sin disimulo. Dos sectores claramente identificados buscan dominar el escenario político. Sin embargo, lo que hoy esa una pulseada entre dos, el 23 de octubre podría empezar a ser una carrera de tres si la coalición oficialista se afianza en todo el territorio nacional.
El 22 de octubre se larga la carrera para junio del 2019

 (8 oct. 2017) Hoy la administración de la gobernadora Bertone junto al grueso del peronismo, al menos de Ushuaia, aliados radicales; el inoxidable colacismo y sus aceitadas relaciones nacionales, busca imponer sus condiciones en toda la provincia en una sorda disputa con el otro sector fuerte de la política encabezada por los Intendentes de Ushuaia y Río Grande, Walter Vuoto y Gustavo Melella, acompañados por los diputados del Kirchnerismo Martín Pérez y Matías Rodríguez y el unipersonal apoyo de la ex gobernadora Fabiana Ríos. 

Sin embargo, a la sombra de esa sorda pelea política ha ido creciendo sin mucho esfuerzo, una tercera posición integrada por los más puros representantes de Cambiemos en la provincia, los legisladores radicales Liliana Martínez Allende y Pablo Blanco con el presidente del PRO, Héctor Tito Stefani que obtuvo el segundo lugar en las PASO y se consolidó como un serio aspirante a la mara de diputados y un destacado referente de Nación en la provincia.

  

Sin intervenciones  públicas constantes ni discusiones mediáticas innecesarias, Stefani comenzó a pugnar por un lugar y no se quiere perder la discusión que se viene.

  

Así las cosas, el Gobierno de la provincia y los Municipios están golpe a golpe en el escenario; en las obras; en los anuncios y en los Medios. Mensajes interlineales o a veces bien directos dan cuenta de una relación que parece, al menos hoy, irreconciliable pero como se sabe, en política nunca nada es determinante y mucho menos definitivo.   

 

Es por eso que las elecciones del domingo 22 próximo, van a marcar un punto  de partida de cara al futuro y en especial al futuro político porque comenzará, cada sector, con su armado político de acuerdo a sus necesidades y prioridades.  

 

Sin duda las apuestas que más pagan son las de la gobernadora Rosana Bertone y el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto dado que son los que más arriesgan en la contienda.  

Si Bertone no logra obtener la banca con Laura Colazo, su capacidad de negociación, con el Gobierno nacional, podría verse limitada en el futuro y podría retroceder varios casilleros aunque esa no es la principal preocupación, lo que verdaderamente preocupa es que el Gobierno no pueda ganar la elección legislativa dado que se estaría plebiscitando la acción de Gobierno a poco de cumplir sus primeros dos años y, claramente, no sería una buena señal no recibir la aprobación de la mayoría de la ciudadanía sea Laura Colazo la candidata o Catalán Magni. A pesar de que esta es una elección en la que entran en juego otros factores.  

El Intendente de Ushuaia, por su parte, aún anda tratando de enderezar la espada tras cargar durante casi dos años con el regalito que le dejó Sciurano y si bien no está para plebiscitos, sabe que no lo ayuda mucho a Martín Pérez si sale a caminar por Ushuaia por lo tanto optó por un apoyo más sutil hacia el candidato Kirchnerista. 

Melella, en tanto, tiene  la mejor mano y aunque entiende que su gestión no es parte del escrutinio, sabe que la sociedad con Martín Pérez es más productiva que la cosecha de soja ya que en Río Grande en las PASO el apoyo fue contundente; además también le permite mostrar un trofeo al Gobierno de la provincia en caso de que su pollo gane y el de Bertone no, y lo propio podría hacer con Cambiemos que necesita comenzar a hacer pie en la provincia a partir del 23 de octubre próximo. "Yo voto a Martín Pérez" sentenció el propio Melella en el spot de campaña que grabó hace unos días mostrando también su audacia para tomar partido como lo hizo la propia Gobernadora que ha cargado sobre sus espaldas el peso de la campaña electoral. Finalmente aparece por obra y mérito de Durán Barba, Cambiemos que le sacó hasta la última gota de jugo a la polarización con el Kirchnerismo que ha dado sus primeros brotes también en Tierra del Fuego con los dirigentes del Pro, la UCR y un sector del Movimiento Popular Fueguino que logró cazar una mosca después de tantos manotazos.  

Por eso es muy probable que después del domingo 22 Cambiemos comience a armar su red de aliados y estrategias para consolidarse en Tierra del Fuego para ser una opción de Gobierno en la provincia o en los Municipios.  

El juego está a punto de iniciarse 

 

( Fernando Grava)

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer