Río Grande, sábado, 24 de agosto de 2019

Concejales plantean multa al desecho de comida que puede ser apto para el consumo humano

En el ámbito de la comisión de Promoción, Mediación e Inclusión Social, los ediles están trabajando sobre un proyecto de ordenanza del concejal Paulino Rossi que se encuentra en comisión sobre la creación del Programa Dignidad Alimentaría, que tiene por objeto disminuir la cantidad de alimento que se decomisa por la caducidad de su fecha de vigencia y contribuir a satisfacer las necesidades alimentarias de la población más vulnerable. El concejal Rossi manifestó que "es una ordenanza que replica a una figura que se está utilizando en otras partes del mundo, es bastante novedosa, por eso estamos tratando de desarrollarla y poder adaptarla para la ciudad, donde se plantea una fuerte multa al desecho de comida que puede ser apto para el consumo humano".
Concejales plantean multa al desecho de comida que puede ser apto para el consumo humano

 Río Grande.- En la sala de comisión del Concejo Deliberante se llevó a cabo una reunión de la comisión Nº 4 de Promoción, Mediación e Inclusión Social que preside el Concejal Paulino Rossi para tratar el proyecto de ordenanza “Programa Dignidad Alimentaría” de su autoría.

Del encuentro que fue presidido por el titular de la comisión, también participaron los concejales María Laura Colazo, Verónica González, Miriam 'laly' Mora y Raúl Von der Thusen, y estuvieron trabajando y analizando el espíritu de la norma que tiene por objeto promover la disminución de la cantidad de alimento que se decomisa por la caducidad de su fecha de vigencia y contribuir a satisfacer las necesidades alimentarías de la población más vulnerable.

También cabe remarcar que el proyecto también contempla a las empresas comerciales y productivas, cuyo objeto sea la producción o venta de productos alimenticios y a los grandes supermercados, quedando exceptuadas las pequeñas y medianas empresas reconocidas como tales conforme los parámetros establecidos por la legislación vigente.

Por tal motivo deberán destinar los productos alimenticios con fecha de vencimiento inminente, mal embalaje, envase dañado o defectuoso o mala rotulación que se hallen en buen estado, a instituciones de bien público y/o comedores sociales registradas en el Registro de Instituciones de Bien Público Receptoras de Donaciones de Alimentos que se crea por esta ley.

El incumplimiento de lo establecido en la presente norma será penado con una multa que oscilara entre 500 y 5000 unidades punitorias, según lo determine el Juzgado de Faltas de acuerdo a la gravedad de la infracción.

Tras el encuentro, el concejal Paulino Rossi manifestó que "es una ordenanza que replica a una figura que se está utilizando en otras partes del mundo, es bastante novedosa, por eso estamos tratando de desarrollarla y poder adaptarla para la ciudad, donde se plantea una fuerte multa al desecho de comida que puede ser apto para el consumo humano".

Además mantuvo que "esto se aplica a las grandes cadenas de supermercados, los grandes mayoristas en esta primera etapa, con lo cual buscamos dos efectos, por un lado la baja de precios de productos próximos a vencer, para que lo pueda utilizar el consumidor a un precio razonable, donde vemos que la realidad nos marca muchas veces que estos grandes comercios intentan mantener los precios altos, no competir con los productos nuevos que ellos ya reciben, por lo cual prefieren desecharlos, y el producto que se desecha o se tira va al relleno sanitario, o se le da de comer a los animales, cuestión que no nos parece digna por la realidad económica que vive el país".

Por otro lado este proyecto de ordenanza genera la posibilidad de "generar un registro de organizaciones que trabajen por el bien publico, que tienen que garantizar para que lleguen para el consumo de las personas más necesitadas, esto monitoreado desde el área social del Municipio, como así también que se tenga un fuerte monitoreo desde el área de bromatología, en donde se controle no solamente que el producto que es entregado se encuentre en un buen estado, sino que también la trazabilidad del mismo, y donde ha sido elaborado para luego ser dado a las personas que lo necesiten, se realice en las condiciones de higiene que garanticen la salubridad del mismo".

Asimismo el edil puntualizó que "el proyecto de ordenanza habla de una gran cantidad de productos perecederos, la multa de la que nosotros estamos hablando es actualizable, ronda entre los 7500 y los 75000 pesos, es decir que sea progresivo y que le genere al empresario al momento de ver un producto que se le está por vencer que no sea el único costo que tenga ponerlo en la vereda, y que lo retire el Municipio, sino que sepa que va a tener una multa muy alta, lo cual esto busca fomentar que se baje el precio para que el vecino se lo lleve, o trabajar con organizaciones de bien publico que puedan aprovechar los productos".

Por último Rossi indicó que "para continuar trabajando este proyecto la próxima semana hemos trazado una invitación a ONG, como así también a las áreas estatales que llevan adelante el control para que nos digan cuantos alimentos se están decomisando, cual es la situación respecto de lo que se está tirando en la ciudad, también son una parte interesada las grandes cadenas de supermercados, pero a nosotros nos interesa aportar la visión de los que vienen a ser los beneficiados de esta ordenanza".

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer