Río Grande, miércoles, 17 de julio de 2019

Siete años tratando de avanzar

La administración de la farmacéutica Fabiana Ríos estuvo marcada por el pago de salarios y la degradación de la Salud Pública; los organismos de seguridad; y la educación, a pesar los edificios inaugurados que demuestra que la cantidad no es igual a la calidad. Nunca un Gobierno se desentendió tanto de sus obligaciones primarias. Ríos dice que se están solucionando los problemas pero la realidad muestra lo contrario.
Siete años tratando de avanzar

 (14 de Nov. 2014) Los ciudadanos de Tierra del Fuego, al terminar la gestión de Fabiana Ríos solo tendrán la certeza de que la administración de la farmacéutica, además de modificar su nivel económico, el de su entorno; ex esposo y compadre, no ha logrado mucho más para los fueguinos ni ha modificado la situación de sus habitantes.

La marginal condición en la que viven miles de familias en los asentamientos; la degradación de la Salud Pública; la entrega de los recursos naturales; la desinversión en seguridad; la decadencia de la educación pública y el  desprecio por los Municipios son realidades que demuestran  que el Partido Social Patagónico pasará con más pena que gloria por la historia de Tierra del Fuego.

Sin embargo a Ríos la ha acompañado la buena estrella del Gobierno nacional que le dio beneficios y ventajas porque fue servil y genuflexa con el kirchnersmo y eso le facilitó la gobernabilidad en una provincia en la que la propio Ríos solo fue una cajera que a principio de mes pagó los sueldos de los empleados públicos pero no mejoró en nada la calidad de vida de los fueguinos.

Ahora en el ocaso de su gestión de Gobierno la mandataria busca cambiar la deplorable imagen que el electorado tiene de ella y anuncia obras; da Conferencias de Prensa; y promete lo que no puede cumplir.

Sin embargo la lentitud con la que ha gestionado las soluciones y ha resuelto los problemas es la característica más saliente de un gobierno que deterioró lo que había en pie. Podrá enumerar las escuelas que construyó o los jardines que pintó pero no podrá ocultar la falta de inversión en áreas como la seguridad; el mantenimiento de edificios escolares (aunque parezca una contradicción no lo es); y la gran y enorme deuda la salud pública provincia.

Nunca antes, ningún Gobierno se había desentendido tanto de sus obligaciones, nunca antes, ningún gobierno había negado la realidad de manera tan ladina; nunca antes un gobierno fue tan lento.

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer