Río Grande, viernes, 22 de febrero de 2019

Scirurano es el apuntado como el responsable del fracaso de un acuerdo provincial por la Ley 648

Nadie lo dice en voz alta pero fuera de micrófono la clase dirigente se queja de la actitud que el Intendente de Ushuaia ha tenido a lo largo de toda la controversia. Más preocupado por su imagen personal y sus chances futuras, Sciurano cree que en la soledad del reclamo esta su fortaleza. El Gobierno, Melella; y los legisladores cuidan las formas y evitan una discusión mediática con el capitalino entendiendo que en el futuro le enviarán toda la facturación completa.
Scirurano es el apuntado como el responsable del fracaso de un acuerdo provincial por la Ley 648

 RIO GRANDE.- (17 de diciembre) El Gobierno de la provincia; los intendentes de Tolhuin y de Río Grande y muchos legisladores están remando la coyuntura y la controversia por la Ley 648 para buscar un acuerdo que garantice la subsistencia y la autonomía del Estado provincial y los Estados Municipales.  Sin embargo el intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, es la piedra en el zapato.

“Es que nada le viene bien”, “siempre quiso romper”; “cambió el discurso todo el tiempo” se quejan electos, radicales y funcionarios que ya no soportan los berrinches del Intendente de Ushuaia a quien señalan como el responsable del fracaso de las negociaciones para llegar a un acuerdo antes de que se haya expedido la justicia.

Sciurano, en tanto, juega el juego que más le gusta “dramatiza;  pronuncia discursos apocalípticos; se recuesta en sus aliados (Sindicato de Camioneros; Cámara de Comercio; Cámara de Turismo) y trata de meter presión.

Por el momento, quienes buscan el acuerdo, prefieren no marcarlo mediaticamente. Creen que pronto tendrán oportunidad de ponerlo en vereda. 

« volver

Atención:Tu navegador es muy viejo. Para visualizar correctamente esta página necesitas Google Chrome ó la última versión de Internet Explorer